Aperitivo

La zona central de la finca es idónea para la celebración de aperitivos. El gris de su suelo de gravilla resalta sobre el verde que domina el resto la finca. Las dos circunferencias centrales sirven como elemento para la división natural del espacio en zonas: la que rodea la fuente de tres pisos, y la que se crea alrededor del inmenso magnolio centenario. Se encuentra cercada por un muro de arbustos y árboles, recordándonos los característicos jardines de tipo francés. En las dos esquinas posteriores se ha creado una zona de descanso con un ambiente mas íntimo y con bellas esculturas en piedra. 
 
Fuera de esta zona central nos encontramos con un pequeño bosque de hayas para aquellos que quieran disfrutar del aperitivo más relajadamente.